¿Tarotista o estafador? Aprende a reconocerlos

Cuando hablamos de visitar a un tarotista nos suelen invadir muchas dudas y es normal, ya que es dar un paso a lo desconocido. Muchas veces acudimos a este tipo de servicios desesperados lo que nos puede nublar el juicio y hacer que la visión que tengamos durante la sesión no sea objetiva.

El tarot es una disciplina que se lleva ejerciendo durante mucho tiempo y merece respeto, no obstante alrededor de este noble arte también existen una gran cantidad de estafas, ya que los falsos tarotistas se aprovechan de los momentos de debilidad de la gente que acude a ellos, para engañarla y sacarle todo el dinero que pueden, diciendo a sus clientes lo que quieren oír y prometiéndoles lo que desean.

¿Cómo reconocer a un buen tarotista?

  1. El precio

El tarot no es un servicio como otro cualquiera, la persona que presta este servicio no lo puede hacer por una cantidad fijada, ya que esta debe depender únicamente de la voluntad del cliente y de la calidad del servicio prestado. Por este motivo, un vidente con carta de precios suele ser equivalente a un estafador.

  1. El lugar del servicio

Es importante analizar bien el lugar donde nos practican un servicio de adivinación, ya que podemos estar dentro de la tela de araña de un timador. Existen lugares comerciales donde se practica el tarot: La gente entra se le dice lo que quiere oír y se va. También existen sitios donde intentan engañar a la gente por exceso, adornando una casa con excesiva decoración mística, encendiendo incienso y realizando la consulta casi a oscuras. Entrar en cualquiera de estos dos sitios normalmente es un error ya que suelen ser timadores. La gente que practica tarotismo es gente normal, los servicios los suelen realizar en un lugar íntimo y suelen tener gustos un poco extraños pero sin llegar al extremo de decorar toda la casa con indicios de brujería.

Deja un comentario