La Historia del Tarot

Podemos decir que este tipo de adivinación tiene sus comienzos durante el Siglo XIV y parte del Siglo XV en Italia. Es un juego de barajas de naipes que se utiliza como modo de consulta o interpretación de los hechos que suceden en la vida, como los del presente o pasado y también sobre lo que nos deparará el futuro. Sobre los sueños, distintas percepciones o estados emocionales que nos afecten.

La técnica del Tarot aún no ha cambiado y se basa en seleccionar cartas de una baraja en especial y situarlas sobre una superficie. Mientras tanto, un lector interpreta todos los movimientos, gestos que se realizan al momento de colocar las cartas. Así como también realiza una lectura sobre las cartas escogidas por el azar.

En China también existía un juego de barajas con un estilo parecido al Tarot alrededor del Siglo XV  donde las cartas eran de marfil y había un lector que se encargaba de interpretarlas. Luego de Italia y de China, pasó al resto de Europa, también pasando por las manos de los conocidos gitanos que provenían de Asia Central.

Las barajas del tarot están compuestas por 78 cartas y cada una tiene una simbología diferente. Está divida en dos partes conocidos como arcanos, uno mayor y el otro menor. Dentro de los arcanos mayores se encuentran 22 cartas nombradas como “triunfos” lo que significa “por encima de todo”.

En cambio los arcanos menores están compuestos por 56 cartas y a su vez están dividas en 4 palos de 14 cartas: las espadas, las copas, los oros y los bastos al igual que la baraja española salvo que en un modelo mucho más antiguo. Cada una numeradas del 1 al 10 más los típicos personajes de la sota, el caballo, la reina y el rey.

El diseño que poseen las barajas son bastantes similares, sosteniendo la base de la idea y del juego. Entre las más conocidas que podemos nombrar es el clásico diseño del Tarot de Marsella que sirvió como guía en la elaboración de las figuras y su respectiva simbología.

Hoy en día el tarot sigue significando un modo de adivinación utilizado por la gran mayoría del territorio occidental, como consultas telefónicas, personales y hasta en el mismo internet podremos encontrar sitios para consultar sobre nuestro futuro amoroso del presente o de lo que está por llegar.

Deja un comentario