Consejos básicos para iniciarse en la lectura del Tarot

Aunque hay quienes opinan lo contrario, para leer el tarot no es necesario tener ningún don especial ni ser una especie de “ser elegido” pues se trata de una técnica que, como muchas otras, se puede aprender y llegar a dominar a la perfección si se estudia con constancia y dedicación. Lo que sí se necesita, y mucho, es tener una mente abierta y fe en las ciencias extrasensoriales, es decir, la habilidad de obtener información por otros medios que no son directamente los sentidos (vista, oído, tacto, gusto, olfato).

En éste artículo os explicaremos los puntos básicos que debéis tener en cuenta a la hora de iniciaros en la lectura del Tarot:

  • El primer paso para aprender a leer el tarot es estudiar los distintos significados de cada una de las cartas, también llamadas arcanos.
  • Una vez que domines todas las cartas y sus respectivos significados –recuerda que un mismo arcano puede tener varios significados, a los que debes dar un sentido coherente según la naturaleza de la consulta-, ya estarás en condiciones de empezar con la lectura.
  • La lectura funciona tanto si la haces para ti mismo, como para otras personas.
  • Hay muchas formas de distribuir las cartas de Tarot –o tiradas- para crear una interpretación, lo importante es que encuentres una que te resulte la más cómoda.
  • Dos mismas lecturas de Tarot pueden entregar resultados diferentes, por esto es una técnica clasificada dentro de las terapias complementarias, porque es una guía y no una ciencia exacta. Depende totalmente de la intencionalidad de quién interpreta, de la disposición del consultante y de las condiciones energéticas presentes durante el proceso de lectura.
  • En una lectura de tarot convergen las ciencias de la naturaleza y del espíritu, este complemento, o unión de fuerzas, es lo que entrega resultados acertados.
  • Independiente de la fe que pongamos en la lectura o en su interpretación, cuando se trata de consultas relacionadas con el futuro, no debemos dejarnos influir ciegamente por el resultado entregado por las cartas. Cada individuo es, finalmente, el dueño de su destino. Se vale utilizar el Tarot como una guía que nos ayude a tomar las mejores decisiones pero no para permitir que controle cada uno de los pasos que damos o dejamos de dar.

Finalmente es importante que tengas en cuenta que el Tarot, cualquiera que sea su tipo, no es nada más que una herramienta de interpretación simbólica, y que la fuerza y certeza en su lectura depende de la energía y la intención que se ponga a su servicio. Quizás la herramienta más importante que necesitas desarrollar para ser un buen lector o lectora de Tarot es la intuición, que se va perfeccionando a medida que adquieres experiencia.

Deja un comentario